top of page
Agosto 11.jpg

En nuestro próximo evento  en vivo del 11 de Agosto lleváremos a ustedes la clase trabajadora un pequeño resumen de algunas normas laborales que han regulado grandes vacíos que se tenían en nuestra normatividades y que se habían evidenciado a partir de los retos a los que nos hemos visto avocados en estos nuevos tiempos de la era tecnológica.

Recuerden que resolveremos en vivo sus inquietudes.


Los esperamos!

https://web.facebook.com/Ballesterosabogadosyasociados/photos/a.999854236784399/3496832353753229/

EL MINISTERIO DEL TRABAJO ESTABLECE LAS REGLAS PARA TRAMITAR LA PETICIÓN DE AUTORIZACIÓN DEL DESPIDO


Mediante circular interna 049, la ministra del Trabajo determinó el lineamiento institucional para autorizar la terminación del contrato de quienes se encuentran en condición de discapacidad o debilidad manifiesta por razones de salud.


En este instrumento se invocan las normas constitucionales, los convenios internacionales que regulan la materia, transcribe el art. 26 de la ley 361 de 1997, señalando que fue declarado exequible, pero condicionándolo en el entendido que carece de todo efecto el despido de estos trabajadores si no se ha obtenido la autorización del Ministerio del Trabajo. Así mismo, destaca la postura protectora que ha asumido la Corte Constitucional que acoge, apartándose de la adoptada por la Corte Suprema de Justicia totalmente opuesta (no protectora).


Dentro de las precisiones que hace se encuentran las siguientes:


1.- Destinatarios de la protección: “Aquel que presente una situación de salud que impida o dificulte sustancialmente el desempeño de sus labores”. No requiere tener calificación de pérdida de capacidad laboral.


2.- Cuando el empleador considere que existe una justa causa debe mediar la autorización del inspector del trabajo, quien verifica el respeto del debido proceso (legal, reglamentario o convencional), la inmediatez y la razonabilidad, sin embargo “.. debe abstenerse de calificar jurídicamente las conductas descritas en la solicitud de autorización y su actuación se limita a verificar si la causal alegada está soportada y se ajusta a los supuestos normativos delimitados en el C.S.T”


3.- Si se está en presencia de una causal objetiva, el empleador debe acreditar mediante documentación su existencia.


4.- Si se invoca la terminación por extinción del plazo o terminación de la obra, el empleador debe acreditar que ha realizado el proceso de rehabilitación para lo cual deberá oficiar a la EPS o ARL a la que se encuentra afiliado el trabajador.


5.- Si el motivo es la incompatibilidad de la enfermedad con el cargo que desempeña se autoriza si se demuestra que el empleador agotó diligentemente las etapas de rehabilitación, reintegro, readaptación y/o reubicación laboral.


Con respecto a la tramitación, se estableció un procedimiento ágil que en síntesis es el siguiente: dentro de los 5 días siguientes a la radicación de la petición se le informa al trabajador mediante comunicación escrita y por correo electrónico. El ministerio tiene 15 días hábiles para expedir la autorización o negar. Cuando la causa es la incompatibilidad de la enfermedad, el término es de 30 días, los recursos de reposición y apelación serán interpuestos dentro de los 10 días siguientes


BALLESTEROS ABOGADOS ASOCIADOS

Ballesteros Abogados Asociados

Entradas destacadas
Vuelve pronto
Una vez que se publiquen entradas, las verás aquí.
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Ballesteros abogados
bottom of page