top of page
Agosto 11.jpg

En nuestro próximo evento  en vivo del 11 de Agosto lleváremos a ustedes la clase trabajadora un pequeño resumen de algunas normas laborales que han regulado grandes vacíos que se tenían en nuestra normatividades y que se habían evidenciado a partir de los retos a los que nos hemos visto avocados en estos nuevos tiempos de la era tecnológica.

Recuerden que resolveremos en vivo sus inquietudes.


Los esperamos!

https://web.facebook.com/Ballesterosabogadosyasociados/photos/a.999854236784399/3496832353753229/

AL TERMINAR EL VÍNCULO LABORAL NO ES POSIBLE EXIGIR LA DOTACIÓN ADEUDADA SINO INDEMNIZACIÓN DE PERJU


Una de las prestaciones sociales consagradas en nuestra legislación consiste en la dotación o como lo denomina el código sustantivo de trabajo el CALZADO Y VESTIDO DE LABOR que todo empleador debe suministrar a los trabajadores, cada cuatro (4) equivalente a un (1) par de zapatos y un (1) vestido de labor al trabajador, cuya remuneración mensual sea hasta dos (2) meses el salario mínimo más alto vigente. Tiene derecho a esta prestación el trabajador que en las fechas de entrega de calzado y vestido haya cumplido más de tres (3) meses al servicio del empleador.

Las fechas de entrega son: 30 de abril, 31 de agosto y 20 de diciembre.

A pesar de la prohibición expresa de la compensación en dinero consagrada en el artículo 234 del C.S.T, desde vieja data la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia ha señalado que dicha prestación no se puede exigir en especie una vez terminado el contrato de trabajo. Así lo recordó el Doctor MARTÍN EMILIO BELTRÁN QUINTERO Magistrado ponente de la sentencia identificada como al SL3717-2018 con Radicación n.° 58856 del cuatro (4) de septiembre de dos mil dieciocho (2018):

“ Sobre este tema cabe recordar lo explicado en sentencia CSJ SL 20 feb 2013, rad. 42546 en la que se indicó:


Dotaciones no suministradas:


En relación con esta prestación social ha sido criterio de la Corte que “El objetivo de esta dotación es que el trabajador la utilice en las labores contratadas y es imperativo que lo haga so pena de perder el derecho a recibirla para el período siguiente. Se deriva por tanto que a la finalización del contrato carece de todo sentido el suministro pues se reitera que él se justifica en beneficio del trabajador activo, más en modo alguno de aquel que se halle cesante y que por obvias razones no puede utilizarlo en la labor contratada (...)”. (Sentencia de 15 de abril de 1998, rad 10400).


En consecuencia, no es procedente reclamar tal dotación luego de concluido el vínculo, sino eventualmente perjuicios por su no entregan.


BALLESTEROS ABOGADOS ASOCIADOS

Entradas destacadas
Vuelve pronto
Una vez que se publiquen entradas, las verás aquí.
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Ballesteros abogados
bottom of page